Violencia doméstica

Ley 23 de 2013, que amplía la protección de la ley contra la violencia doméstica a todas las personas, sin importar estado civil, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio.

A través de esta norma, el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico reconoce que la violencia doméstica es uno de los problemas más graves y complejos que confronta nuestra sociedad, ya que lacera la integridad y dignidad de toda víctima, independientemente del sexo, estado civil, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio de cualquiera de las personas involucradas en la relación.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone